Pitaya para el mercado peruano

Agrícola La Bretaña ha iniciado el cultivo de fruto tropical de agradable sabor que puede desarrollarse en suelos no explotados.

pitaya1

En el fundo La Bretaña, ubicado en la margen izquierda de los ríos Tarma y Chanchamayo, en el distrito de San Ramón (Chanchamayo, Junín) se ha iniciado el cultivo de un fruto tropical de gran demanda denominado Pitaya,  conocido también como la “fruta del dragón” por su curiosa apariencia de escamas que rodean la pulpa, y que será lanzado al mercado interno para incrementar la oferta de fruta fresca.

La producción de nuevos frutales amazónicos es limitada, estacional, de baja calidad, mientras que las frutas "tradicionales" provenientes de plantaciones comerciales, tienen sobreproducción estacional y baja rentabilidad para los agricultores. Es por esto que la empresa Agrícola La Bretaña SAC decidió incursionar en una investigación aplicadas que –con el cofinanciamiento del FIDECOM del Ministerio de la Producción, y la colaboración de la Fundación para el Desarrollo Agrario de la Universidad Nacional Agraria La Molina- le ha permitido contar con la tecnología adecuada para el cultivo y el control de las plagas y enfermedades de la Pitaya identificadas en la zona del proyecto, de clima tropical húmedo con precipitaciones, propicio para el desarrollo de este producto agrícola.

No hay tecnologías nuevas disponibles que faciliten la inversión y que estén vinculadas al mercado, lo cual limita a las PYME para orientarse a nuevos cultivos,  señalan los responsables de Agrícola La Bretaña SAC. Es por ello que la empresa ha impulsado este nuevo cultivo, previendo que, en el presente año, comenzará con esta oferta en nuestros mercados, la cual irá incrementando en 10%, durante los próximos cinco años.

La Pitaya (Selenicerius spp), es un fruto nativo de México y América Central, perteneciente a la familia de las cactáceas o suculentas. Posee una cáscara de color rojo intenso o amarillo, su pulpa contiene pequeñas semillas negras, y se puede consumir como fruta fresca así como en refrescos y cócteles.

Un equipo técnico capacitado en el cultivo de Pitaya, así como en el manejo del sistema de riego por goteo, junto con la tecnología generada y la experiencia ganada, permitirán la expansión del cultivo en los años siguientes. Para ello, se ha establecido una metodología para el manejo integrado de plagas y enfermedades más comunes con sub respectivo manual.

El cultivo de la Pitaya se puede promover en suelos que no son explotados con opciones rentables, expandiendo los cultivos e inclusive agricultores de Chanchamayo, o zonas de ecología similar, serán beneficiados con la tecnología y el mercado a desarrollar, ya que podrán replicar esta tecnología.