Plantas peruanas en cosmética

Empresa 3QP utilizó conocimientos ancestrales para seleccionar y validar científicamente doce especies nativas para uso en terapias antiedad.

3qp

La rica biodiversidad de la sierra y la selva peruanas ha proporcionado al mundo un gran número de productos que se usan básicamente en la gastronomía, como los tubérculos andinos o frutas de exquisito sabor de nuestra Amazonía, pero otras industrias vuelven ahora los ojos a nuestro territorio para encontrar solución a distintos problemas de la humanidad. Es el caso de la industria cosmética internacional que está en permanente  búsqueda de insumos que le permitan potenciar su oferta de belleza y juventud.


Una buena noticia es que una empresa peruana supo utilizar los conocimientos de nuestros ancestros sobre el poder medicinal de algunas plantas nativas y los combinó con creatividad, tecnología y espíritu innovador para poder seleccionar y validar científicamente a 12 de ellas,  a fin de utilizarlas como insumo en la industria cosmética.


Se trata de  plantas medicinales de uso muy difundido entre la población, para aliviar diversos males o como alimento, tales como: achiote,  canchalagua,  chupasangre,  ratania,  matico,  maca, camu  camu,  yacón,  maíz  morado,  aguaymanto,  tara  y  uña  de  gato.


La empresa 3QP SAC conocía de su gran potencial como ingredientes activos para el sector cosmético, pero los requerimientos de esta industria para el uso de insumos con  valor agregado  son muy exigentes en documentación,  seguridad, bioactividad, estandarización, inocuidad y  eficacia, requisitos muy difíciles de alcanzar en nuestro medio porque no se cuenta con laboratorios especializados y las pruebas son muy costosas en el extranjero.


 Es así que esta empresa se asoció con la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH) y, gracias al financiamiento del FIDECOM del Ministerio de la Producción, desarrolló  un proyecto  para certificar científicamente sus propiedades, obteniendo 12 ingredientes  validados  para  uso  comercial.


Además, ha desarrollado 2 prototipos para terapias anti-edad en  base  a  extractos  de  achiote  y  chupasangre. “Ambos productos se encuentran estandarizados y certificados científicamente con estándares de calidad exigidos en el mercado internacional, lo cual nos permite ofrecerlo para el tratamiento de la prevención del envejecimiento de la piel”, explicó María Cecilia Terry,  representante de 3QP SAC. Añadió que este trabajo de investigación permite revalorar la biodiversidad de la peruana, contribuyendo también al beneficio de las poblaciones pobres que las cultivan.


Uno de los resultados de este proyecto ha sido la inscripción  de  los  ingredientes  utilizados de  acuerdo  a  la nomenclatura  internacional  International  Nomenclature  Cosmetic Ingredient (INCINAME)  en  el  Diccionario  Internacional  para ingredientes  cosméticos  y  Handbook  (USA),  en  el Infobase  &  Government  Websites  (USA)  y  en  el European Inventory of Cosmetic Ingredients. Facilitando así su comercialización a nivel mundial, ya que es un requerimiento de la FDA y la Unión Europea.