Mejoran producción de ropa deportiva

Prototipo aumentó productividad de la empresa y mejoró condiciones laborales de sus trabajadores.

deportes2

Productividad y ecología. Son dos términos que los tienen bien presente la empresa Inversiones Cevel EIRL y así lo demostró con el proyecto titulado “Desarrollar un equipo prototipo para mejorar el proceso de sublimado de ropa deportiva de poliester incrementando la productividad, calidad y reduciendo las sustancias tóxicas”.

El problema –según explicó Julio Velásquez Ocampo, representante legal de la mencionada empresa– era el deficiente proceso de sublimación de ropa deportiva de polyester, lo cual origina “gases y humos de las pinturas que contienen productos químicos tales como tolueno, benceno, xileno, contaminado el ambiente de la empresa y dañando la salud de los operarios”.

¿En qué cosiste el proceso de sublimación de ropa deportiva de polyester? Se trata de una técnica que se usa para el marcaje de objetos mediante transferencia de la tinta al objeto con la aplicación de calor.

Fue así como la entidad privada, en asociación con Narciso Rodríguez, Roxana Yanett y el financiamiento del FIDECOM consiguieron, con el apoyo de especialistas, diseñar y fabricar un prototipo de sublimado, con especificaciones técnicas, planos y manuales de funcionamiento y operatividad. Los impactos que dejó esta experiencia de innovación no dejan de sorprender. Los resultados obtenidos con este proyecto le permiten a la empresa   generar una nueva línea de negocio que está relacionada con la fabricación, venta y posventa de la máquina.

La tecnología generada entre especialistas y miembros de la entidad en función al prototipo fabricado y equipos adquiridos, confieren a la empresa competencias para poder desarrollar mejoras tecnológicas a otros procesos propios de su modelo de negocio.

Además de los efectos mencionados, hay un aspecto que merece especial atención, pues está centrado en el impacto en la salud de los operarios, ya que el prototipo no permitió la emisión de gases contaminantes, propios del sublimado. Así, los residuos tóxicos fueron direccionados lejos del alcance del personal que manipula el equipo, reduciendo sustantivamente los problemas respiratorios.

En su respectivo informe, Julio Velásquez refirió que diseño del equipo en versión prototipo cumple con las exigencias de las normas técnicas de ensamble y construcción. Precisamente para la fabricación del aparato de sublimado se contó con la intervención de un especialista técnico mecánico con experiencia comprobada en la construcción de este tipo de máquinas. Se hizo además las pruebas de ensamble de la totalidad de las partes mecánicas, neumáticas y eléctricas del prototipo.